Elisa lo tiene claro: no piensa mostrar en pantalla más de lo necesaria. Para los desnudos de 'La vecina de al lado' ella misma hizo un casting entre tres dobles, eligiendo a la más natural de todas.