Bette Midler, Sarah Jessica Parker y Kathy Najimy son tres brujas que deciden cobrarse venganza de sus ejecutores, eligiendo como blanco a los niños de Salem. ¿Sus armas? Cantos de sirena, hechizos divertidos y hasta números musicales.