Tweedledee y Tweedledum son dos mellizos regordetes que están siempre discutiendo entre ellos y que utilizan un lenguaje muy particular que casi nadie entiende. Cuando Alicia llega al Submundo, se fija en los mellizos para que la guíen. Inocentes e infantiles, adorables y encantadores, son buenos chicos pero no son de gran ayuda debido a su forma de hablar, extraña y misteriosa.