No diga icono, diga Robby, "el robot". Ciencia ficción pura y dura, plagada de efectos especiales "de la época", que han marcado a toda una serie de amantes del género y que hizo carrera del propio Robby, que comenzó a participar en un sin fin de producciones desde entonces. Dirigida por Fred M. Wilcox (su penúltima película antes de fallecer) y protagonizada por Walter Pidgeon, Anne Francis y un joven Leslie Nielsen ('Agárralo como puedas'), la historia está inspirada en 'La tempestad', de William Shakespeare.