Amanecer comienza con la llegada de las invitaciones a la boda de Edward y Bella. Hay reacciones de alegría, como Renée (la madre de Bella), tristeza en el caso de Charlie (su padre) o directamente rabia, como le ocurre a Jacob.