Gracias a Disney Channel y producciones como Camp Rock o Sunny entre Estrellas, Demi es ahora mismo una de las más grandes estrellas juveniles. Pero no todo brilla en su vida: la artista ha suspendido su gira latinoamericana con los Jonas Brothers tras haber ingresado voluntariamente en un centro de salud mental. La joven ha sido ingresada que solucionar los problemas físicos y emocionales. Demi se ha caracterizado por mantener en un discreto segundo plano su vida privada, pero al parecer su malestar guarda relación con trastornos alimentarios y una baja autoestima que la ha llevado incluso a automutilarse con cortes.