La actriz de comedia fue una estrella de los 90, aunque su vida no ha sido igual de exitosa. Roseanne ha explicado que sufrió abusos sexuales de niña, además de violencia doméstica durante su matrimonio con Tom Arnold. Al parecer también sufre de personalidad múltiple disociativa, y aunque parece haberse curado admite que en ocasiones de estrés sufre recaídas. Ha estado hospitalizada en varias ocasiones por estos trastornos.