La historia es mundialmente conocida: Jude y Sienna estaban comprometidos, pero en 2005 el actor tuvo una infidelidad con la niñera de sus hijos. Tras varios años y muchas relaciones, la pareja se reencontró en Broadway, realizando obras de teatro. Poco a poco retomaron su romance y ahora son inseparables.