Esta novela escrita por Tomás Eloy Martínez narra el traslado durante años del cadáver de María Eva Duarte de Perón, Evita, a lo largo del mundo en medio de discusiones sobre su destino final y de un pueblo que no aceptaba su marcha y su muerte, deseando que un día volviera.