La serie: Sam y Dean son dos hermanos con un trabajo muy particular: destruir demonios. Juntos recorren Estados Unidos a bordo de su Chevrolet Impala, acabando con amenazas sobrenaturales mientras intentan impedir el inminente apocalipsis.

El juego: la serie tiene todos los elementos para ser un fantástico survival horror como Resident Evil 5. ¿Protagonistas carismáticos? Dos, e impresionantes. ¿Armas locas? A raudales. ¿Monstruos a los que liquidar? ¡Todos los que puedas imaginar?