La cantante canadiense provocó que MTV la vetase cuando, durante una actuación en la cadena, se dedicó a hacer gestos obscenos al público. Tal vez sea su particular método para llamar la atencíón.