En 1998 Ricky lanza 'Vuelve', que incluye el tema 'La Copa de la Vida', un single de éxito tan enorme que se convierte en el himno del Mundial de Fútbol Francia '98, presentándose en la inauguración de estos juegos ante más de 2.000 millones de personas. Ricky vende ocho millones de copias del álbum y consigue más de 100 Discos de Platino y Oro.