En los últimos años Pink ha escogido un look muy teatral y circense para sus actuaciones. En las distancias cortas, la cantante se porta igual pero viste con mucha más elegancia.