Nacida en 1943 en Memphis, Tennessee, Aretha Franklin es una de las cantantes más influyentes en la música contemporánea. Un talento equiparable a su conciencia, ya que en los 60 uso su fama como cantante para defenderlos derechos raciales en Estados Unidos, siendo una pieza fundamental en los movimientos de liberación de la mujer y la defensa contra el racismo. Además de ser una influencia definitiva en los artistas que la siguieron, Aretha ha recibido incontables distinciones, tales como la Medalla Presidencial de la Libertad o ser nombrada por Rolling Stone como la mejor cantante de todos los tiempos.