Falling Skies comienza con el brutal ataque que sufre la Tierra a manos de alienígenas hostiles. Los invasores dejan diezmado el planeta, con escasos grupos de supervivientes refugiados en las afueras de las ciudades, donde intentan sobrevivir y preparar un contraataque.